Rafael Alonso: “Nuestra oportunidad para la innovación podría estar en la investigación en enfermedades raras”

Imbrain

El proyecto Imbrain apuesta por la excelencia y la internacionalización de Cibican / CEDIDA POR CIBICAN

En el marco del curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, celebrado en la sede de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, el coordinador del Centro de Investigaciones Biomédicas de Canarias (CIBICAN), Rafael Alonso, explicó las líneas directrices del proyecto IMBRAIN, financiado por la Comisión Europea, y los pasos que se están dando para hacer de este nuevo centro una entidad de excelencia científica.
Rafael Alonso indicó que los principales objetivos de IMBRAIN son “incrementar la masa crítica de investigadores, promover la mayor convergencia entre diferentes áreas de conocimiento, incrementar la visibilidad internacional, aprender a innovar y atraer financiación exterior en el campo de la biomedicina”.

Durante la conferencia, Rafael Alonso destacó que la financiación de la Unión Europea, permitirá alcanzar los grandes hitos de futuro que tiene CIBICAN, que pasan por “atraer inversión en ciencia y conocimiento, apostar por la transferencia de tecnología, promover el turismo relacionado con la salud y focalizar la actividad en temas y áreas con diferenciación regional, como podrían ser las enfermedades raras, el desarrollo de la química médica de manera sinérgica, y los ensayos clínicos en colaboración con grandes centros europeos”.

En el curso también participaron, entre otros, el organizador del curso y senador, Antonio Alarcó, el rector de la Universidad de La Laguna, Eduardo Doménech y el director del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), Antonio Andreu, quienes manifestaron públicamente su apoyo al proyecto del CIBICAN. Andreu, durante su charla expuso las oportunidades de la Estrategia Estatal en Salud, recientemente aprobada, y su encaje con los planteamientos del programa Horizonte 2020 de la Unión Europea.

El director del ISCIII subrayó el papel de los Institutos de Investigación Sanitaria acreditados como agentes fundamentales del sistema. En este sentido, afirmó que “el modelo de acreditación a nivel estatal es muy claro, e implica una estructura física bien identificada en torno a un complejo hospitalario. Si bien las comunidades autónomas pueden planificar sus propias estructuras, los institutos de investigación sanitaria no pueden tener, por su propia definición, ámbito regional, sino que tienen que estar planteados a través de la asociación de complejo hospitalario bien definido y un universidad”.

Posteriormente, el director del Instituto de Salud Carlos III se trasladó al Campus de Ciencias de la Salud de la ULL, para analizar con el rector y el coordinador del proyecto el estado de ejecución del edificio del CIBICAN, valorando muy positivamente tanto las características técnicas del proyecto, como su ubicación, en estrecha asociación con el Hospital Universitario de Canarias.