El análisis forense o cómo analizar los discos duros de Bárcenas

Análisis forense informática

El análisis forense permite descubrir cuándo se produjo el borrado de discos duros / DA

La evolución de la tecnología y el mundo en el que nos movemos, ha dado lugar a esta nueva era en la que la informática e  Internet tienen un papel crucial en nuestras vidas. Prácticamente todos nosotros utilizamos a diario no uno, sino varios dispositivos que almacenan gran cantidad de información, e interactúan con otros sistemas intercambiando datos.

En este escenario,  surge una disciplina, que se integra dentro de la seguridad informática y cada vez toma más relevancia, llamada análisis forense. Como su nombre indica, se trata del proceso  que  permite, transcurrido un incidente, aplicar técnicas de análisis para identificar, preservar, recuperar y presentar datos que que puedan ser válidos en un proceso legal.

Gracias al análisis forense, es posible reconstruir los pasos de un ataque o incidente de seguridad, analizar la información de un disco duro buscando rastros  de  ficheros borrados, recuperar información de su manipulación, situar conversaciones en el tiempo, seguir el rastro de chats o  emails, o perseguir el robo de información.

Del mismo modo es viable, localizar geográficamente las coordenadas en las que se encontraba un dispositivo en un instante del tiempo. A veces no es posible obtener información, pues esta ha sido eliminada a conciencia, pero en ese caso es posible afirmar que esto se ha realizado premeditadamente.

El ámbito de actuación más evidente es el legal, en el cual un analista realiza informes periciales para exponer las evidencias encontradas, de cara a inculpar o defender a un sujeto, típicamente en delitos relacionados con la  tecnología, tales como ciberbullying, grooming, distribución de pornografía infantil, pero dada la penetración de la tecnología en nuestras vidas, el análisis forense está presente cada vez más en otro tipo de casos. El análisis de los correos de Urdangarín, el smartphone de José Bretón, que lo situó en el lugar del crimen, o los famosos discos duros de Bárcenas son ejemplos de aplicación de esta metodología.

No obstante, cada vez son más los usuarios que requieren de un analista forense para resolver situaciones cotidianas, como  recuperar información de ese disco estropeado, rescatar mensajes  borrados del móvil de  su pareja para demostrar una infidelidad, o buscar imágenes ocultas que demuestren hechos irrefutables. Obtener lo que se busca dependerá de muchos factores, y no siempre será posible (salvo en los capítulos de CSI), pero existen alternativas. Si eres víctima de un delito o necesitas estos servicios, no borres ninguna evidencia, ni manipules en exceso el dispositivo si está estropeado, pues a mayor información y mejor estado de la prueba, mejores resultados se obtendrán.

  • http://Sitioweb Putifoide

    Menuda chorrada.