E-move, innovación verde al volante

Emove

Rumen Justo Reyes, director financiero de Emove y Francisco Pérez, director técnico / SERGIO MÉNDEZ

El transporte es uno de los males necesarios en las sociedades modernas. La movilidad se convierte en un problema urbanístico, económico y ecológico que empieza a generar problemas en ciudades en las que ir a trabajar supone varias horas al día. En todo este panorama, las normativas internacionales y muy especialmente las europeas empiezan a intervenir con limitaciones, cada vez más ajustadas, al exceso de contaminación relacionada con el transporte. En este contexto nace E-move, una empresa innovadora cuyo modelo de negocio se basa en la asesoría de movilidad sostenible.

Su director financiero, Romen Justo Reyes y su director técnico, Francisco Pérez, conocen muy bien el emprendimiento porque trabajaron en la Fundación General de la Universidad de La Laguna (Feull) asesorando a universitarios, como ellos, que querían utilizar los conocimientos adquiridos en el centro universitario y su propia iniciativa para lanzarse al mundo empresarial. Esa experiencia les llevó a montar este proyecto. Una start up que se gestó en el ámbito universitario observando una tendencia de mercado y un hueco en un sector en auge.

“Empezamos presentándonos al taller de Iniciativas Empresariales y Foro de Proyectos de la ULL y después ha surgido la explosión de apoyos. Ganamos el primer premio en la edición de 2013 por el proyecto Emove Cruceros, del que ya tenemos el 40% de la financiación asegurada para ponerlo en marcha”, explican con ilusión. Buscan ese otro 60% para que su idea de negocio se convierta en una realidad. Por ello, participarán en el Foro TF Invierte y ya avisan que se trata de un negocio con una alta rentabilidad demostrada.

El proyecto concreto de Emove Cruceros consiste en organizar una flota de vehículos eléctricos al servicio de los turistas que lleguen al puerto de Santa Cruz de Tenerife por esta vía. Tenemos ideado un sistema utilizando el Renault Twizy, un vehículo eléctrico muy sencillo de utilizar y muy divertido de conducir. Algo ideal para las personas que quieran conocer la zona metropolitana a su aire y siendo lo más respetuoso con el medio ambiente posible. Además el alquiler de estos coches vendría con un interesante plus turístico que es con la incorporación de una tablet que les servirá de navegador y, también, de guía específica en función de sus necesidades.

Los innovadores de Emove han diseñado un software propio para este fin donde se establecen rutas e información en varios idiomas en función del tipo de visita que los turistas quieran hacer: museos, gastronomía, tiendas… De esta forma no solo se trata del alquiler de un vehículo eléctrico sino que tiene el añadido de llevarse una guía virtual y específica que, una vez aparcado el coche, pueden llevarse consigo y realizar la ruta a pie propuesta o deseada.

Es una alternativa ideal para los cruceristas que, en su mayoría, vienen en pareja y tienen una media de edad de 41 a 65 años. Un perfil idóneo para este servicio que, además, viene a resolver el problema de conectividad por teléfonos inteligentes o tabletas que suelen denunciar los turistas pues el uso de las redes en los cruceros suele ser muy caro y no les permite navegar ni compartir sus ideas en sus redes sociales, por lo que no utilizan estos dispositivos en su viaje. “Con la contratación del servicio de transporte va incluido el uso de internet y de la tableta para lo que deseen”, explican. Con ello, los turistas tienen guía electrónica, vehículo y el sustituto perfecto de un cibercafé todo en uno.
Esta es solo una de las líneas de negocio de esta empresa cuya ambición es dar apoyo a particulares, empresas y entidades públicas en movilidad sostenible.

“Nuestra pasión es que se disminuya la polución y la contaminación acústica que se ha instalado en las grandes ciudades”

Uno de sus fuertes es que conocen perfectamente todas la opciones de vehículos eléctricos e híbridos que existe en el mercado, de forma que pueden asesorar a cualquiera que quiere renovar su flota de vehículos para ahorrar dinero en combustible y para lograr emitir menos agentes contaminantes a la atmósfera.

“Nuestra pasión es que se disminuya la polución y la contaminación acústica que se ha instalado en las grandes ciudades”, explican e insisten en que lo pueden lograr “utilizando el conocimiento que ya existe y aprovechando la movilidad sostenible que, en la actualidad, no se está utilizando ni en un uno por ciento”. Como lema recalcan que quieren vivir en unas islas con menos humos y menos contaminación.
“Cuando una empresa se plantea la compra de su flota de vehículos lo suele hacer pensando en el coste inicial a corto plazo y no en el consumo, en las averías o el mantenimiento”, recalcan y eso es precisamente donde ellos intervienen. “Hacemos un estudio de las necesidades tanto de una flota completa como de la renovación poco a poco de sus vehículos para conseguir el objetivo de reducir costes y contaminación”, recalcan.

Además, aunque la empresa o el particular que les contacte no tenga previsto cambiar de coche o abandonar los combustibles fósiles, “les podemos asesorar sobre cómo reducir su consumo y sus emisiones a través de cursos de conducción eficiente”.

Además, tienen una línea de trabajo de concienciación sobre movilidad y del uso de medios de transporte más ecológicos y de apoyo a las administraciones públicas para que cumplan con las nuevas directivas europeas.