El Virus de la policía evoluciona a Android

 

virus policía

Virus de la Policía para Windows / DA

Cada vez que voy a dar una ponencia representando a INTECO y me toca hablar sobre ciberamenazas, uno de los términos que no puede faltar y que además es de reciente creación, es el de ransomware, que hace referencia a todo el malware destinado a secuestrar un equipo e impedir que el usuario pueda trabajar con él. El ejemplo estrella a la hora de comentar este tipo de amenazas no es otro que el famoso virus de la policía, debido sobretodo al elevado número de infecciones que consiguió acometer sobre todos los equipos de Internet. Es muy probable que todos nuestros lectores, si no lo han sufrido conozcan al menos a alguien que lo haya hecho, ya que este popular virus que empezó a operar en Rusia alrededor del año 2005 y del que se crearon diferentes sabores dependiendo del país de la víctima, ha supuesto un quebradero de cabeza tanto para los usuarios como para las autoridades hasta hace bien poco.

Para quien no lo sepa, el virus de la policía consistía en un programa malicioso que bloqueaba un ordenador presentando al usuario el logotipo del cuerpo de policía correspondiente al del país del equipo infectado, y un texto que alertaba al usuario acerca de la imposición de una multa, que se había establecido como consecuencia de haber estado consumiendo pornografía, pornografía infantil, o zoofilia entre otras lindeces. Dicha multa, podía anularse abonando la módica cantidad de 300 euros, además a través de sistemas de pago como Ukash o Paysafe, en aras cómo no, de impedir la trazabilidad de los pagos. Éste entre otros aspectos, podría ser suficiente para alertar a los usuarios sobre la credibilidad del mensaje. Sin embargo muchos caían en la trampa y hasta pasaban por caja. En este sentido, siempre cuento una anécdota sobre el vecino de un amigo y antiguo compañero mío de GRAFCAN, que al ser infectado, tras leer ese mensaje se asustó tanto que fue corriendo a deshacerse del ordenador inmediatamente y tirarlo al cubo de basura. Porque como él mismo indicó, “pornografía infantil y zoofilia jamás, pero algo de porno sí que veía de vez en cuando”.

Afortunadamente, los principales responsables de esta campaña fueron detenidos el pasado año en Málaga en una operación conjunta del CNP junto con la Europol, que finalizó con la detención del líder de la organización en Dubai.

Pero como en este sector hay que evolucionar al ritmo de la tecnología, al igual que las empresas que han tenido que lanzar su aplicación móvil para no quedarse estancados arriesgándose a perder clientes potenciales, el virus de la policía también lo ha hecho, con una versión para Android que ha empezado ya a infectar a muchos usuarios.

Existen diferentes formas de eliminar este molesto ransomware de nuestros dispositivos, dependiendo del sistema operativo y la versión del mismo. Si por algún casual no lograran hacerlo, consulten a un profesional, pero en ningún caso se les ocurra pagar, ya que ésto no eliminará el problema. Como dicen por ahí, “la policía no es tonta”.

@dipudaswani