El rector de la ULPGC cancela un congreso de Misterio previsto en su sede

Cartel del III Congreso Nacional del Misterio

Cartel del III Congreso Nacional del Misterio / FACEBOOK

El rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) ha decidido comunicar a los organizadores del III Congreso Nacional del Misterio que estaba previsto celebrarse en el paraninfo de su universidad que no pueden realizar este encuentro en el centro. Este hecho fue hecho público ayer en la página de Facebook del encuentro en los siguientes términos: “Hoy, a 4 días del comienzo de la sesiones de nuestro congreso, nos ha llegado una notificación del rector de LA UNIVERSIDAD DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA CANCELANDO la reserva que teníamos desde el día 12 de febrero y confirmada por escrito, para el alquiler del Paraninfo dependiente de dicho centro universitario. Nos parece un enorme ATROPELLO y me AVERGÜENZO de que la Universidad de mi isla pueda tener un rector de este talante. Ni siquiera se ha molestado en analizar los curriculums de los ponentes que asistirán este año, TODOS CON CARRERAS UNIVERSITARIAS, y alguno de ellos CUM LAUDE. Para algunos, los tiempos de la INQUISICIÓN Y LIBERTAD DE PENSAMIENTOS, no han pasado y es por ello que hemos tomado las medidas legales oportunas, para que paguen por el daño causado. NOTIFICAMOS QUE EL EVENTO SE CELEBRARA EN EL AUDITORIO ALFREDO KRAUS en las fechas previstas”.

Reproducimos el comunicado literalmente y recordamos que esta decisión se produce horas después de que el Aula Cultural de Divulgación Científica de la Universidad de La Laguna se dirigiera en los siguientes términos al rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria:

“El Aula Cultural de Divulgación Científica de la Universidad de La Laguna tuvo conocimiento recientemente del acto que va a tener lugar el próximo mes de junio en el paraninfo de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, que lleva por título III Congreso Nacional del Misterio. Pensamos que se trataba de una aproximación crítica a algunas creencias contemporáneas, algo lógico dado el impacto que tales temáticas tienen, desafortunadamente, en la sociedad; pero resultó que es un acto de promoción del oscurantismo más habitual, publicidad renovada para viejas creencias relacionadas con un pretendido más allá. La universidad debe fomentar el pensamiento crítico e impedir que los empresarios del misterio invadan sus campus ofreciendo productos que chocan de manera directa con lo que, por medio de la ciencia contemporánea, se ha consolidado como conocimiento comprobado.

Suponemos que es por desconocimiento de los responsables de la universidad grancanaria que este acto esencialmente irracional y de promoción de creencias infundadas cuenta, de momento, con el visto bueno correspondiente. No otro debe ser el motivo por el que allí acudirá una médium canadiense que aseguró públicamente sentir tristeza al no haber podido impedir el accidente aeronáutico de Los Rodeos en 1977 y que se dedica, además, a hacer predicciones sin acertar jamás, como es regla en tales personajes; una parapsicóloga que persigue fantasmas porque cree que hay entidades desencarnadas interaccionando con nuestro entorno a cada momento; un psiquiatra que grabó psicofonías en un campo de concentración de la Segunda Guerra Mundial; y se conectará en directo con un programa de radio que emite una radio pública inexplicablemente, en el que tienen cabida todas estas cosas y otras muchas del mundillo de los misterios y enigmas que cierto sector del periodismo, traicionando sus códigos de comportamiento más básicos, ha hecho suyos y promocionan como si fueran los nuevos límites de conocimiento humano.

Esperamos que el Rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria tome en consideración esta carta y retire el permiso para que tal acto se celebre. En la universidad no deberían tener cabida actos publicitarios que atentan contra el espíritu básico de cualquier centro académico, al menos los públicos. Tampoco deberían ceder su espacio a individuos cuyo fin no es fomentar el conocimiento, el libre examen y el cuestionamiento crítico de los hechos administrados, sino organizar simplemente un espectáculo de la sinrazón”.

Una vez que el ACDC ha conocido la decisión del rector de la ULPGC se ha congratulado de la misma aunque lamenta que “según los organizadores, el congreso tendrá lugar en el auditorio Alfredo Kraus, que también es un lugar financiado con fondos público, dependiente de una Fundación cuyo presidente es el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria”, a quien tienen previsto dirigirse en los mismos términos que con el rector.