Los neandertales desaparecieron hace 40.000 años en Europa

Hueso de un neandertal

Hueso de un brazo de un neandertal con marcas de corte hallado en la cueva de El Sidrón (Asturias). / Thomas Higham.

Un estudio publicado en la revista Nature, que está liderado por la Universidad de Oxford (Reino Unido) y que cuenta con participación de científicos españoles, revela que la desaparición de los neandertales en Europa y el fin de las culturas líticas asociadas a esta especie se dieron hace entre 41.000 y 39.000 años. Así se desprende de los restos fósiles encontrados en yacimientos desde el Mar Negro, en Rusia, hasta la costa atlántica española.

El trabajo asegura que una sustitución rápida de los neandertales europeos por los seres humanos anatómicamente modernos, es compatible con una situación más compleja en la que se daría un mosaico biológico y cultural que se prolongaría durante varios miles de años.

El solapamiento temporal entre neandertales y humanos modernos sería de entre 2.600 a 5.400 años

“Este solapamiento temporal entre los neandertales y los humanos modernos duraría entre 2.600 a 5.400 años, lo que les permitiría intercambios culturales entre los dos grupos, y posiblemente también genéticos”, apunta la investigación.

Según los autores, la determinación de las relaciones espaciales y temporales entre los primeros humanos modernos y los neandertales es fundamental para comprender cómo ocurrió el proceso y las razones de la desaparición de estos últimos.

Sin embargo, hasta ahora los desafíos técnicos han dificultado una datación fiable de la época, ya que las muestras de más de 50.000 años conservan muy poco carbono-14 para realizar una datación convencional.

Para solucionarlo, los investigadores utilizaron técnicas mejoradas de procesamiento de las muestras y la espectrometría de masas, utilizando aceleradores de partículas (AMS) para analizar los huesos del Musteriense y herramientas de piedra de la industria Chatelperroniense –asociada a los neandertales–, así como artefactos Uluzzian, que se cree que fueron construidos por los humanos modernos.