Hallan la relación entre el lenguaje y la longevidad en la mujer

Científicos de Universidad de Harvard y de otros centros clínicos y de investigación de Estados Unidos, Francia e Italia, han demostrado una inesperada relación entre el primer gen que pudo asociarse al lenguaje humano, denominado FOXP2, y la gravedad del cáncer de mama, ocasionada por las réplicas del tumor, conocidas como metástasis, que se diseminan e infiltran en otros tejidos. ESte trabajo ha sido publicado recientemete en la revista ‘Cell Stem Cell’ .

MUJERES-CÁNCER

Relacionan la capacidad linguística de las mujeres con la mayor supervivencia al cáncer / IMAGINASE

Según comunican los autores del artículo liderado por Antoine Karnoub, del departamento de Patología en el Beth Israel Deaconess Medical Center y profesor de patología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, “la disminución de la transcripción del gen FOXP2 asociada a altos niveles de una molécula inhibidora, el microRNA 199a, son las características más destacadas de los cánceres de mama clínicamente avanzados que se asocian con la menor supervivencia de las pacientes. Los autores demostraron que era suficiente disminuir la actividad del gen FOXP2 en las células de cáncer de mama para promover la propagación del cáncer, la iniciación de tumores y la metástasis”.

Aunque afortunadamente la supervivencia al cáncer de mama ha mejorado notablemente en el mundo desarrollado en las últimas décadas, gracias a los avances en la prevención y el diagnóstico precoz, sigue siendo el tipo de cáncer más frecuente en la mujer -casi el 30% de todos los tumores femeninos-, y a principios de este siglo aún era la primera causa de muerte de las mujeres por cáncer en todo el mundo; la franja de mayor riesgo se sitúa entre los 45 y 65 años, por lo que la realización de mamografías anuales -que permiten detectar el 90% de los tumores- se recomienda a partir de los 45 años.

Además de identificar varios factores moleculares determinantes de la progresión del cáncer, con futura utilidad en el pronóstico y la terapia del cáncer de mama, este trabajo demuestra una función extraordinariamente novedosa del que fue el primer gen descubierto asociado al lenguaje. Permite, de hecho, asociar el lenguaje a la longevidad de la mujer, pero también a la evolución de las glándulas mamarias femeninas, mayores que en cualquier otra hembra primate.

Dado que la larga longevidad femenina tras la menopausia parece ser una peculiaridad en la especie humana frente a otros primates -por ejemplo, la hembra chimpancé muere pronto tras la finalización de su capacidad reproductora- el hallazgo del equipo del doctor Karnoub aporta una explicación molecular a una propuesta del autor de este artículo divulgativo (el profesor de Logopedia y de Psicología de la Universidad de La Laguna, Enrique Burunat). Esta investigación sitúa el origen del lenguaje humano en la relación materno-filial y ha sido plasmado en un libro en español publicado este año (‘Amor y origen de la Humanidad’) y en un artículo en una revista internacional de Antropología (en el número de mayo de la revista ‘Advances in Anthropology’).

En estas publicaciones se explican numerosas características de la especie humana en una perspectiva evolutiva, entre ellas, la longevidad femenina tras la menopausia, la aparición de la niñez en la línea evolutiva humana, la piel lampiña, y los llamativos caracteres sexuales secundarios de hombres y mujeres, entre otras.
De hecho, el trabajo del equipo de Karnaub toca tres de las características anteriores y permite relacionarlas a un nivel molecular. El gen FOXP2 parece ser más activo en niñas, lo que explicaría ciertas superioridades femeninas en el lenguaje respecto al hombre, pero también, el recién demostrado efecto protector frente al cáncer de mama, facilitaría la prolongación de la longevidad femenina tras la menopausia y, finalmente, sería un factor protector que permitiría el crecimiento de las mamas en nuestra especie, y que son mayores que en otras hembras primates. De este modo, varias peculiaridades de la evolución humana tratadas en las mencionadas publicaciones firmadas en la ULL podrían compartir un mecanismo molecular común, lo que podría sugerirse del hallazgo del equipo del Dr. Karnaub.

Así, la publicación de ‘Cell Stem Cell’ no solo esclarece un nuevo mecanismo para enfrentar una de los peores males que afectan a la mujer, el cáncer de mama, sino que abre una nueva perspectiva desde la clínica del cáncer para la investigación del gen FOXP2, lo que implicará a cientos de laboratorios de todo el mundo y sin duda llevará a una mejor comprensión del origen molecular y neurobiológico del lenguaje humano, actualmente una incógnita para muchos científicos -en este sentido, es necesario mencionar un trabajo de este año, en ‘Frontiers in Psychology’, de expertos como Noam Chomsky, Richard Lewontin, Ian Tattersall y otros, que insiste es que su origen es un misterio-. Finalmente, como también se ha comentado, futuras investigaciones aprovechando este hallazgo probablemente permitirán comprender mejor el origen y evolución de la humanidad desde una perspectiva molecular.

Por Enrique Burunat