Los cinco consejos que podemos aprender de Silicon Valley para triunfar en innovación

Onofre Rodríguez y Octavio Suárez

Onofre Rodríguez y Octavio Suárez, fundadores de Canarios en Silicon Valley / DA

Silicon Valley es la cuna de la innovación tecnológica. En este enclave de Estados Unidos conviven las mayores empresas del sector del mundo. Google, HP, Facebook, WhatsApp… son algunas de las más grandes y reconocibles pero hay cientos de proyectos innovadores que crecen en un ecosistema que favorece en intercambio de ideas y el éxito. Pese a que queramos desmontar el mito, una y otras vez, los que trabajan allí nos vuelven a hablar de palabras que en Canarias (y en España) suenan a paraíso laboral inalcanzable ¿o sí?

Más allá de esas fotos de empresas decoradas de colores y con futbolines y sofás para las horas de descanso, ¿qué podemos aprender de Silicon Valley? La pregunta se la cursamos a Onofre Rodríguez y a Octavio Suárez fundadores de ‘Canarios en Silicon Valley’, una comunidad que pretende mentorizar y apoyar a aquellos emprendedores isleños que se instalan en esta cuna de la tecnología. Octavio es fundador de Owl Systems, una empresa de tecnología aplicada a la educación afincada en el Spain Tech Center de San Francisco (CA) y Octavio tiene un puesto directivo (Americas Sales Director Comunications & Media Solutions) en la multinacional Hp. Pese a los altos precios del alquiler en Silicon Valley (un apartamento puede rondar los 3.500 euros) y la dificultad para tener vida familiar en la zona, ambos son unos enamorados y entusiastas del ambiente y las oportunidades que presenta vivir en el valle del silicio.

Lo contaron precisamente el pasado jueves en ‘Pitching Time’ que organizaron conjuntamente el Clúster Canarias Excelencia Tecnológica y La Laguna Valley, Parque Empresarial Abierto y Urbano de Innovación Digital. Canarios en Silicon Valley surgió precisamente de la relación entre Octavio y Onofre.

“Cuando llegué a Silicon Valley hace cuatro años para montar mi empresa de tecnología me sentí un poco solo porque la cosa no terminaba de arrancar y Onofre me ayudó, me pesentó a la gente adecuada porque ya llevaba viviendo allí siete años”, explica Octavio. Tras esta primera relación se dieron cuenta que muchas personas se podrían encontrar en la misma circunstancia y decidieron crear una red de apoyo. “Cuando uno está fuera te da el punto filantrópico porque te das cuenta de que necesitas ese acompañamiento y creamos esto para ayudar a los emprendedores canarios a dar el salto y que su empresa camine”. Descubrieron que hacían un buen equipo de ‘mentores’ ya que el perfil de onofre tiene que ver más con las ventas mientras que Octavio se fue especializando en retornos de inversión y en negociaciones de capital riesgo. Ambos consideran que Silicon Valley tiene mucho que aportar a Canarias y que no es solo el talento pues “en el Archipiélago hemos encontrado a gente valiosísima. de hecho, en Silicon Valley hay muchos canarios trabajando en las grandes empresas”. Y ¿Por qué no están en las Islas? La respuesta no es sencilla pero estos dos innovadores consideran que la gran diferencia está en el ecosistema innovador. “Aquí la gente no se cree que es capaz de lograr el éxito”, explica Onofre.

Coindiden en la ventaja que supone establecerse en Silicon Valley porque “es el corazón de la tecnología donde están establecidas las empresas más importantes y, también, las compañías de capital riesgo”. ¿Qué podemos aprender de ellos?

1-La mentalidad. En Silicon Valley se respira una mentalidad mucho más abierta y colaborativa. “Es más probable llegar al éxito si compartes tu idea”.

2-Ganas de comerse el mundo. “Cualquier persona de Silicon Valley no está pensando en un horario sino en que la empresa es su mundo. Hay una gran pasión por la tecnología y eso te hace despertarte todos los días muy activo”.

3- Inteligencia colaborativa. En este entorno, el talento se comparte y así es como crecen todas las compañías. “Allí, cuando alguien dice que te va a ayudar, lo hace de verdad”, explican.

4-La excelencia. Un extra de motivación en la innovación es la búsqueda constante de la excelencia. “Allí si trabajas, aprendes y haces las coas bien te llega el premio aún sin tener visado porque el talento se premia”.

5-Respeto a todos. En esta forma de trabajar, las empresas premian y valoran a toda la cadena productiva. “En empresas como Google, un ingeniero puede ganar más que el vicepresidente” remarcan y añaden que los comerciales son también muy valorados porque son los que mejor conocen los servicios o productos que venden. Estos puntos son esenciales para adaptarlos a otros lugares como Canarias.

¿Por qué la innovación no termina de arrancar en estas Islas? la respuesta que dan es que el gran problema está en la cultura empresarial y en el foco de la innovación. “La mayoría de las empresas tecnológicas no se lo creen y no tienen una visión a largo plazo de sus objetivos”, remarcan. Otro problema que detectan en Canarias es la falta de inversores que crean en la tecnología, “necesitamos casos de éxito que atraigan la inversión”. Una pescadilla que se come la cola: no hay inversión, no hay éxito; no hay éxito, no hay inversión. Otro de los problemas que detectan en Canarias es la falta de un CEO, un director de la empresa, convencido y que quiera realmente tener ese cargo. “Muchos CEO están ahí porque dicen que les tocó y eso no funciona así, cada cual tiene un papel y en Silicon Valley los inversores son los que te fuerzan a buscar la mejor estructura para tu negocio”. Silicon Valley además de la cuna d ela tecnología se covierte en un buen espejo para mirarnos si queremos lograr eso tan ansiado que es la diversificación de la economía canaria.

  • noimporta

    Sólo hay uno… money!!!