Cataliza permite a 500 universitarios hacer prácticas en empresa

Cataliza

Una de las acciones públicas del anterior programa Cataliza / ULL

El Gobierno de Canarias aprobó el pasado mes de diciembre las subvenciones para que la Universidad de La Laguna y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria pusieran en marcha el programa Cataliza II. Esta iniciativa permitirá a 460 egresados universitarios, titulados en Formación Profesional y jóvenes con Certificados de Profesionalidad realizar prácticas profesionales no laborales en empresas privadas.

Los jóvenes titulados interesados en participar en el programa deberán estar inscritos como demandantes de empleo en el Servicio Canario de Empleo y tener el currículum actualizado, ser residentes canarios, tener entre 18 y 25 años y no disponer de una experiencia laboral superior a tres meses. La selección de los candidatos la realizará el Servicio Canario de Empleo mediante sondeo, por lo que no hay que inscribirse en el programa pero sí formalizar la demanda en las oficinas del Servicio Canario de Empleo a través del servicio ‘12h’. Otra opción de la que disponen los titulados es buscar la empresa donde deseen realizar las prácticas formativas y proponerle a la misma unirse al programa.

El objetivo de Cataliza II es facilitar a los jóvenes titulados la realización de prácticas no laborales en empresas privadas de forma que puedan acreditar su primera experiencia laboral en una actividad para la cual han realizado su formación.

Cartel Cataliza

El fin último que se persigue es incrementar las posibilidades de estos jóvenes para insertarse en el mercado laboral. Además, también se enriquecerá la formación académica recibida con otra formación más específica y especializada que capacite a los jóvenes en habilidades y aptitudes para el puesto de trabajo durante el desarrollo de las labores de la beca.

En la misma línea, se busca mostrar a las empresas privadas el abanico competencial de los títulos ofertados por las universidades canarias y las distintas familias profesionales de la formación profesional reglada, así como las capacidades de sus egresados.
De esta manera, las empresas que quieran participar en Cataliza II podrán enriquecerse con la motivación y perspectivas innovadoras que puedan aportar los jóvenes. Desde una óptica más pragmática, las empresas podrán ver cómo se reduce el tiempo de adaptación a su organización y los costes de selección de personal.

Asimismo, tanto durante el programa de prácticas como a su finalización, las empresas pueden decidir la contratación de la persona titulada acogiéndose a los incentivos de contratación que existan en la legislación.

Este está cofinanciado con fondos Comunitarios del Fondo Social Europeo, a través del Programa Operativo FSE de Canarias, para el periodo 2014-2020, con un porcentaje de financiación del 85%.

Primera edición de Cataliza
En la primera edición de este proyecto, que se celebró de 2012 a 2014, participaron 1.208 jóvenes, de los que un 92%, 1114, recibieron la formación inicial que contempla el programa. Aunque en un principio se tenía previsto que fueran 327 las plazas para becas, en respuesta a la demanda y el buen curso del proyecto, se consiguió ampliar este número y fueron finalmente 371 jóvenes los beneficiarios de una beca. De estos, según datos del Observatorio Canario de Empleo, 224 consiguieron insertarse laboralmente, lo que supone más de un 60% del total.