Los ovnis son ya tan normales como las colillas tiradas en la calle. Si uno se fija, los ve aparecer en la prensa generalista de vez en cuando, pero ya han perdido ese aura maravillosa de antaño, esa cualidad de misterio inminente, esa capacidad para seducir a muchas personas y provocar que algunos periodistas ...